La Legua Parcela La Escuadra (2016)

8,90

100% Garnacha con 12 meses de crianza de la D.O. Cigales con 92 puntos James Suckling.

Hay existencias

Categoría: Etiquetas: , , ,
Descripción
Denominación de Origen

D.O. Ribera del Duero

¿Por qué nos gusta?

Finura del Ribera con clase

La combinación perfecta

De pinchos por la calle Isilla

Características

Año: 2016

Tinto

 ºC 

Historia Bodega

Finca La Legua es propiedad de la familia Fernández Escribano y se ubica a seis kilómetros (una legua) de Valladolid. La finca cuenta con 80 hectáreas de viñedos propios (y la propia bodega de elaboración y guarda) repartidos en siete grandes parcelas, cada una con características edafológicas propias. De Garnacha hay 4 hectáreas de vid, situadas a 750 metros de altitud, en terreno arcilloso en la parte más profunda, siendo canto rodado y aluvión en superficie. La edad media del viñedo se sitúa en 30 años.

¿Cómo lo descubrimos?

Un día revisando nuestra cuenta de Instagram (@vinacos_wines por si no la tenéis a mano) y viendo algunas de las novedades que habían publicado gente a la que seguimos, nos cruzamos con un vino que había publicado Today’s Wine (de EE.UU) y nos encontramos que habla de un vino de Cigales, variedad Garnacha, con 92 puntos James Suckling y buena relación calidad-precio… Y resulta que nunca lo habíamos visto ni oído hablar de él. Así que empezamos a investigar porque no sabíamos si era una etiqueta y un vino hecho exprofeso a un importador americano o bien se podía conseguir para su venta en España. Por suerte fue lo segundo y el resultado está a vuestra disposición. Nosotros nos alegramos por poder incorporar una referencia muy poco conocida pero de prestigio.

Apuntes Vinacos!

Un vino diferencial… Con muchas vertientes poco habituales, razón por la que nos parece un acierto poder tenerlo en Vinacos! Por un lado, porque hablamos de una parcela de Garnacha en un territorio dominado por la Tempranillo, por otro, porque actualmente esté en mercado la añada 2016, lo que indica ese proceso de evolución donde la bodega deja que evolucione hasta su momento adecuado (en este caso, 5 años). Por último, una marcada acidez permite que tenga un larguísimo recorrido. Actualmente es frutal y fresco, con fruta roja (cereza) dominando sobre la negra (mora) siendo un tinto con cuerpo, capa media-alta, con la madera muy finamente integrada (notas especiadas y cacao) y un larguísimo final. En conclusión, un triunfo de vino reconocido con 92 puntos del prestigioso crítico estadounidense James Suckling en esta añada 2016.