Viaje por la D.O. Calatayud y D.O. Cariñena

Cariñena y Calatayud

Viaje por la D.O. Calatayud y D.O. Cariñena

Aquellos que habéis probado vosotros en estos meses, y que probaréis en futuras selecciones, son aquellos que consideramos auténticos vinacos!

Dejadnos deciros que creemos que estas dos denominaciones de origen son de las más infravaloradas en España, así que, seamos inteligentes y aprovechemos este hecho para disfrutar de una de las mejores relaciones calidad-precio que hay en el mundo vinícola nacional sobre la base de la uva típica de allí: la garnacha.

Nuestro centro de operaciones fue Calatayud, una histórica ciudad de la provincia de Zaragoza donde la historia de romanos, árabes  y monarcas (Corona de Aragón) se han fundido para formar una imponente ciudad llena de tradición, con rincones mudéjares dignos de conocer y de perderse en ellos. Y en medio de tanta historia, vinos elaborados con la ya nombrada y reconocida garnacha, vinos de calidad, provenientes de viñas camino de centenarias y mimados por cada uno de sus productores…Como por ejemplo, Javier Cubero, que ahora lleva las bodegas familiares (Agustín Cubero) y que está produciendo un vino (el Stylo, que pudisteis disfrutar en la selección de diciembre) realmente espectacular. Su bodega se encuentra en el Polígono La Charluca. No es espectacular, no hay un gran arquitecto detrás de su construcción, pero es ejemplo de cómo una PYME familiar está creciendo el negocio a base de producto de calidad. Nos comentaba muy orgulloso que ‘unos chicos jóvenes’ iban a empezar a distribuir su vino en China y que eso podía asegurar las ventas de aquí a 2014. En estos tiempos tan complicados, es agradable escuchar estas noticias… ¡Aunque esperamos que deje algo de producción para el mercado nacional!

Lo mejor de esta increíble visita no termina aquí: a una hora escasa, en medio de valles y montañas plagadas por pinos y níscalos, por árboles frutales que te recuerdan los aromas de  los melocotones, las peras y las manzanas (por extraño que parezca en esta época del año) y en el fondo de un valle cultivado por viñedos de tradición milenaria donde los haya, encontramos Cariñena. Un pequeño pueblecito de 3.500 habitantes, en donde el labrar la tierra y cultivar las cepas es el motor principal de su economía.

“Los vinos de las piedras” como cariñosamente los han nombrado sus productores, son garnachas tintas, tempranillos, carbernets sauvignon y ahora también syrahs, que crecen en medio de depósitos rocosos que hacen de todos ellos, vinos claramente diferenciados.

Hacemos especial reconocimiento en esta visita a Santiago, de bodegas Solar de Urbezo, quien con inmenso cariño y sin saber quiénes éramos, nos recibió en su bodega como si fuésemos uno más de sus amigos, nos explicó por qué los vinos de Cariñena son diferentes y cómo era el  proceso de maceración carbónica que hace que el vino joven de su bodega logre ser tan especial y reconocido a nivel mundial (medalla de oro en el Berliner Wine Trophy, 90 puntos en el ‘Wind Advocate’ de Rober Parker, etc).

¡Mil Gracias a él! Y a todos aquellos personajes que han hecho de este viaje algo tan especial.  ¡Esperamos que nuestra selección durante estos meses os permita disfrutar de unos auténticos vinacos aragoneses!

No hay comentarios

Publicar un comentario